Ejercicios de Kegel Para Embarazadas

Sutiles, fáciles de realizar y con un beneficio sorprendente tenemos hoy a los famosos ejercicios de Kegel. No obstante, muchas mujeres embarazadas desconocen los aportes a su cuerpo y cómo el fortalecimiento del suelo pélvico las ayudará durante y después del parto.

Acompáñanos en este artículo para que te enteres sobre que son los ejercicios de Kegel y cómo se hacen. Además, veremos cuáles son sus beneficios para las embarazadas y por qué debes hacerlos durante el embarazo.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Estos son una serie de ejercicios diseñados para fortalecer los músculos del área pélvica y genital. Resulta que estos tejidos son los que se encargan de dar apoyo a una amplia gama de órganos como el útero, el recto, una importante sección del intestino delgado, la vejiga entre otros.

Estos ejercicios son muy fáciles de realizar, ya que consisten en un proceso de relajación y contracción del suelo pélvico.

¿Cómo se hacen los ejercicios de Kegel?

Lo primero que te agradará saber es que puedes hacerlos en casa, sin la necesidad de ir a un gimnasio o recurrir a un entrenador personal. Para hacerlo debes:

  1. Identifica los músculos del suelo pélvico, la forma más simple para hacerlo es al momento de la micción. Cuando estés en la mitad del proceso de liberación de orines detenlo, allí sentirás un conjunto de músculos en la parte perianal que precisamente son el tejido a fortalecer.

  2. No confundas el suelo pélvico con otro conjunto muscular propio del área abdominal. Los ejercicios de Kegel no tienen nada que ver con los glúteos, los abdominales y/o los abductores.

  3. Para iniciar estos ejercicios debes tomar una postura adecuada que consiste en poner la pelvis en una posición neutral y la espalda recta.

  4. Contrae los músculos del suelo pélvico tal como hiciste para identificarlos en el punto uno y luego relaja suavemente. Apóyate con tu respiración haciendo del proceso mucho más agradable.

  5. La cantidad de series adecuada es de unas 3 con un máximo de 15 repeticiones. Entre cada serie toma un descanso. Puedes repetir estos ejercicios hasta unas 3 veces al día.

  6. Escoge el esquema de trabajo del suelo pélvico que más te guste entre contracciones de la musculatura perianal con una intensidad alta. Realiza unas 10 repeticiones que no sobrepasen los 10 segundos de duración. La otra opción es contraer suavemente, pero por más tiempo.

  7. Una forma de ayudarte a hacer este tipo de ejercicio es usando una Kegel exercise ball. Este es un balón inflable que te permitirá asumir una cómoda postura mientras realizas el entrenamiento del piso de la pelvis.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios de Kegel para las embarazadas?

Durante el proceso de gestación los órganos del área pélvica se ajustan en la medida en que el bebé crece. Esto quiere decir que habrá una mayor tensión en las capas musculares del suelo pélvico, que si es débil puede traer una serie de complicaciones y molestias, especialmente después del parto.

Entre los principales beneficios de los ejercicios de Kegel tenemos:

  1. EL fortalecimiento del suelo pélvico durante el embarazo ayuda muchísimo al momento del parto, en especial, cuando la mujer deba pujar.

  2. Un suelo pélvico fuerte ayuda a la embarazada a impedir la pérdida involuntaria de orina, fenómeno que resulta bastante común durante los 3 últimos meses de embarazo.

  3. Ayuda a prevenir y/o mitigar los efectos producidos por el prolapso de diversos órganos de la pelvis.

  4. Mejora cuantitativa y cualitativamente la recurrencia de incontinencia, tanto para las excreciones líquidas como sólidas.