Ejercicios contraindicados para hernia discal

Ante una hernia o protusión discal, lo último que tenemos que hacer (siempre que no tengamos dolores) es mantenernos en reposo. Aunque si que es cierto que hay movimientos y por consiguiente ejercicios no recomendables

Siempre que tengamos molestias deberemos ir a un médico competente y a poder ser especialista que pueda valorar nuestra patologia individualmente.

Si nos da el visto bueno para hacer ejercicio, lo interesante es realizar el proceso de readaptacion con el profesional del deporte con conocimientos sobre hernias discales y problemas de espalda.

Ejercicios no recomendados para personas con protusiones y hernias discales

Si nuestro problema es en la zona lumbar (zona baja de la espalda o en todas las vértebras lumbares y sacras) trataremos de evitar todo tipo de ejercicios en los que haya flexión de columna y rotaciones de la misma.

Si antes de tener el problema de espalda ibas al gimnasio y tienes una base de conocimiento sobre qué ejercicios se pueden hacer presta atención a las siguientes recomendaciones:

Los ejercicios en los que movamos peso encima de nuestra cabeza cabeza, como por ejemplo el press de hombro deberán de realizarse de manera muy controlados o incluso ser sustituidos por trabajo en máquina.

Para evitar sobrecargas en la zona lumbar realizando remo con barra o con polea baja lo recomendable es realizarlo en máquina en una primera fase y con cargas relativamente altas (siempre adaptadas a cada nivel de entrenamiento)

Para trabajar las piernas podemos optar por sentadillas o por trabajo en máquinas. Si optamos por hacer sentadillas, no se aconseja que las realicemos con mucho peso. Además es preferible que el peso no se situé en la espalda alta (lograremos mayor tensión lumbar por tener mas inclinación) sino optemos por variantes como sentadilla frontal.

Tras una hernia no significa ser una persona sedentaria y no hacer ejercicio puedes optar por realizar pilates para mejorar la hernia.

¿Hacer Pilates es bueno para la espalda?

Hacer pilates es una opción estupenda para la espalda, siempre que lo realicemos en momentos de dolor de espalda. Justo cuando el médico nos dé el alta y noss permita realizar ejercicio sin riesgo.

Como vimos antes, es conveniente realizar una fase de readaptación. Es posible realizar esta fase con el pilates, pero siempre de manera individualizada y bajo la supervisión de profesionales.

Ejercicios pilates contraindicados hernia discal

  • Ejercicios de pilates en los que rodaremos. Un buen ejemplo es “Rodando como una pelota” Para la mayoría no supone ningún riesgo, pero en personas con osteoporosis puede suponer riesgo.
  • Ejercicios en los que constantemente haya rotaciones de espalda junto a flexión. Si tienes hernia o protusión discal puede agravar el problema o la lesión. Un buen ejemplo de este ejercicio es la Sierra.
  • Ejercicios de pilates como el Roll Up pueden hacer que tu zona lumbar se vea resentida si no lo hacemos adecuadamente.

Tras este articulo no quiero que te vayas con la idea que el Pilates no puede ayudarte tras una lesión de espalda como hernias o protusiones discales. Lo importante es que trabajes pero siempre supervisado y asesorado por profesionales del Pilates y del acondicionamiento físico.