Mi Historia y Mis Primeros Entrenadores Personales Referentes

Mi Historia y Mis Primeros Entrenadores Personales Referentes

Añade aquí tu texto de cabecera

Hola, soy Víctor, un chico en sus veintes que ha convertido un punto de dolor en una solución para muchas personas. Si alguna vez has trabajado con personas con sobrepeso, entenderás exactamente lo que sentía en mi adolescencia. Fui víctima de la frustración y el estigma asociado con el sobrepeso. ¿Te suena familiar? Fui el último en ser elegido para los equipos deportivos, siempre terminaba como portero porque era el «gordito» del grupo. Todas estas experiencias me marcaron profundamente y me impulsaron a tener una misión en la vida.

Mi Experiencia Personal: Mi interés por el mundo del deporte y la actividad física surgió de una necesidad interna de mejorar mi condición física. A los dieciséis años, me di cuenta de que tenía sobrepeso y seguía malos hábitos alimenticios y de ejercicio. Decidí cambiar eso y empecé a cuidar mi alimentación y a correr diariamente. Durante seis meses, logré una transformación física sorprendente. Sin embargo, vivía en un pequeño pueblo de Palencia donde no había gimnasios ni otros niños con los que hacer deporte.

Recuerdo esos primeros meses de cambio físico. Salía a correr con regularidad y, en casa, seguía las rutinas de ejercicio de entrenadores como Fausto Murillo, Gym Virtual y Sergio Peinado. Realizaba estas rutinas en secreto en mi habitación porque me avergonzaba que mi familia supiera que hacía ejercicio.

En Busca de Referentes: Con el tiempo, cuando ya estaba comprometido con el ejercicio, tuve que decidir qué estudios quería seguir después de bachillerato. Al principio, me atrajo la idea de estudiar algo relacionado con la naturaleza, como ser guarda forestal. Sin embargo, más adelante, consideré la posibilidad de trabajar en el ámbito del deporte y la actividad física, ya que habían sido herramientas cruciales para mi bienestar y autoestima.

Así que, ingresé en TAFAD en Palencia, donde adquirí una formación variada que me permitiría trabajar en diferentes profesiones, como monitor de ocio y tiempo libre o socorrista acuático. Hasta ese momento, nunca había entrado a un gimnasio. Fue en la asignatura de fundamentos biológicos donde la profesora Sonia González nos enseñó todas las máquinas y los ejercicios que se podían hacer en ellas.

Aún no estaba seguro de querer ser entrenador personal, ya que en ese momento, en Palencia, prácticamente no existían profesionales de este tipo. En el segundo año de formación, recordé a Sergio Peinado, un entrenador con el que me había sentido muy identificado de manera virtual. Él se convirtió en mi referente y supe que debía seguir mi formación en entrenamiento personal si quería parecerme a él.

En ese mismo año, obtuve mi certificación como entrenador personal de NSCA Spain, y a partir de ese momento, no tuve dudas de que mi futuro estaba en el sector del entrenamiento personal. Continué mi formación en el INEF de Madrid, curiosamente, la misma facultad a la que asistió Sergio Peinado. Desde entonces, he adquirido innumerables conocimientos y experiencias que me han llevado al punto en el que estoy ahora.

Hoy en día, estoy ayudando a muchas personas a ponerse en forma en mi propio centro de entrenamiento personal, ubicado en el corazón de Madrid. A pesar de mis logros, todavía siento que estoy en el comienzo de un largo viaje por recorrer.

Scroll al inicio